sábado, marzo 15, 2014

But.my.hand.was.made.strong!

Y a pesar de tantas regresiones a menudo aún sigo perdiendo por lapsos de tiempo la noción de quien soy, no es que sea una situación terrible tampoco complicada pero recuperarse de ese estado en tiempo y espacio es una sensación similar al no tener recuerdos, aunque la diferencia sea precisamente la de tenerlos y muchos; y diferentes; y en escenarios históricos -si quepa el término- distemporales. En esos momentos quedo brevemente sumergido en pensamientos de cuán complejo y perecedero resulta la existencia, por fracción de minutos los temas mundanos cotidianos parecen no importar y el trascender adquiere otro sentido. 

Muchas veces el volver a lo cotidiano me devuelve nuevamente a esta dimensión en donde la satisfacción física -en todo el sentido de la palabra- es relevante y plano, como cuando los complejos que da el dinero están dormidos y; lo aparente y superficial son considerados como la felicidad completa. 

Es impredecible saber cuando aparecerán aleatorios los recuerdos e imposible de determinar cuanto tiempo rondarán inagotables los escondrijos de mi ya deteriorada memoria, esos recuerdos que de repente se convierten en momentos no vívidos y las realidades atemporales se mezclan y distorsionan convirtiéndose en ese monstruo deforme e indomable al que resulta difícil contener, así son las batallas después de un viaje, si, así son los recuerdos de otras vidas. 

Hace unos días escuchando una canción recordé uno de mis viajes: la crueldad del hombre contra su semejante. A pesar del tiempo nuestro proceder aún nos demuestra con frecuencia nuestra inhumana esencia: la egoísta, salvaje y libertina.

sábado, diciembre 31, 2011

A veces...

Las personas somos como el boceto de un libro escrito por un principiante, con los mismos errores ortográficos y con las más grandes incongruencias imaginables...

:B

sábado, junio 25, 2011

A.tu.lado!

Te observo y tienes la mira fija puesta en mi…
con ojos tristes, con preocupación…
¿Que tienes?, porque deambulas por la casa vacía como si hubieras perdido el rumbo?

Detente…!!!
No puedo seguirte,
no puedo caminar a tu lado...
apenas puedo arrastrarme con gran esfuerzo...
pero aquí estoy… a tu lado.

Silba, grita mi nombre,
mírame...
estoy aquí…
eres mi prioridad,
Mi día es completo al solo verte.

¿Recuerdas cuando Ale y el Rey me echaban de sus dormitorios debido a mis malos olores? -es la naturaleza- me las ingeniaba para colarme nuevamente entre ustedes, emulando al gran Houdini, no había puerta que se me resistiera!

Cuanto voy a extrañar a esos amigos… mis hermanos, -quienes corriendo el riesgo de ser reprendidos me daban raciones extras a escondidas-... con el tiempo aprendieron a quererme tanto como yo a ellos.

También te voy a extrañar, extrañaré nuestros paseos matutinos, nuestras huidas burlando a los azules que exigían que me tengas prisionero, imagínate… a mi… yo que siempre fui un alma libre!

No sabes cómo voy a extrañar nuestras noches de juerga, tu sentada en una banca del parque con una lata de cerveza en una mano… y yo a tu lado, tu sintiéndote protegida y yo... sintiendo que te pertenezco, que orgullosos nos sentíamos los dos al estar juntos...

¿Recuerdas cuando alguien se acercaba y no podías disimular tu preocupación?, solo en los últimos tiempos olvidaste tus miedos y aprendiste a confiar más en mí, no te iba a dejar mal, yo era tuyo y tu amor era mi mayor recompensa.

¿Recuerdas nuestras visitas al Virrey? Tu como niña en juguetería, revisando títulos, hojeando revistas, leyendo carátulas... Y yo era feliz, dichoso de ser aceptado… y hasta muchas veces piropeado... fueron buenos tiempos.

No llores desconsolada mirando el gran hueco que mandaste hacer como tumba casera debajo del sauce llorón... me gusta el lugar que elegiste, estaré bien ubicado, aguardándote.

Y cuando haya partido... no te aflijas, porque no me estoy alejando... yo nunca te dejaré, siempre estaré y protegeré...

Y cuando tú tengas que partir, no tengas miedo... porque yo estaré esperando por ti para estar... Siempre a tu lado.